Cassis Blackdown et andorine
Florent Baillard, producteur de cassis
Cassis Blackdown & Andorine

Florent Baillard

Producteur de cassis et président de l’Association Nationale Cassis Groseille

PRODUCTOR Y REGIÓN

Florent Baillard es productor de Grosella negra en Merceuil (Côte d’Or) y presidente de la cooperativa Socofruit, creada por su padre en 1987 que agrupa una cincuentena de productores de Grosella negra de Borgoña. Ferviente defensor y promotor de su sector, Florent es también presidente de la asociación francesa de productores de Grosella negra y Grosella y representante francés del consejo de administración de la asociación internacional de productores de Grosella Negra (IBA).

La grosella negra madura cae rápido y se recolecta día y noche sin parar para conseguir las mejores frutas.

Florent Baillard Productor de grosella negra y presidente de la Asociación Nacional Francesa de Grosella Negra

REGIÓN

La explotación de Florent en Merceuil se sitúa sobre un terreno arcillo-limoso. El clima es continental con tendencia oceánica con noches suficientemente frías como para que la grosella negra no se seque. La grosella negra es una fruta típica de Borgoña que a menudo se cultivaba en paralelo a la viña por los viticultores ya que estos dos cultivos tienen calendarios de recogida complementarios con las mismas herramientas utilizadas. Llueve para que no haya necesidad de sistemas de irrigación.

PRÁCTICAS DE CULTIVO

Florent ha visitado a colegas productores de grosella negra en varios países del mundo, siempre con la curiosidad de saber un poco más y mejorar sus cultivos. Ha encontrado muchas técnicas de lucha biológica integrada contra las enfermedades y las plagas de la grosella negra. El vergel se ha convertido así en un auténtico ecosistema honesto que protege las frutas y contribuye a su calidad. Las mariquitas pueden hacer sus nidos en las tiras de hierba entre las hileras y luchan contra la cochinilla. Los Tyflodromus también se instalan y se alimentan de arañas jóvenes, nefastas para la grosella negra. Los sírfidos también están ávidos de pulgones.

La grosella negra madura cae muy fácilmente de la planta. Por lo que hay que vigilarla constantemente para iniciar la recogida en el momento adecuado, ni demasiado pronto, por riesgo a tener un fruto aún un poco verde, ni demasiado tarde, para no perder una parte de la cosecha por el suelo. A la señal de Florent, sus equipos se relevan día y noche sin interrupción durante varios días para recoger la fruta llena de aromas.

ACCIONES MEDIOAMBIENTALES O SOCIALES

Florent forma parte de un proyecto que busca la perpetuidad del sector de la grosella negra llevado a cabo por los Acteurs du Cassis. El proyecto tiene 3 retos principales. Primero seguir la evolución genética de las plantas de grosella negra, determinar los mejores itinerarios de cultivo impactados por las evoluciones climáticas. Después acompañar el fin del glifosato y luchar contra el desarrollo de la cochinilla. Y finalmente mantener la transmisión de las explotaciones de grosella negra entre las generaciones. Están apoyados por investigadores del CNRS, del INRA y escuelas de ingenieros agrónomos. Trabajan, por ejemplo, sobre la creación de nuevas variedades más resistentes a las plagas clásicas de la grosella negra cuyas primeras plantas fueron cultivadas en 2020.

El reto al que es particularmente sensible nuestro productor es la polinización de las plantas. En efecto, encontramos un 90 % menos de insectos polinizadores en las parcelas de grosella negra teniendo como consecuencia directa un rendimiento plurianual dividido entre 2 entre los años 2000 y 2010. Está amenazado todo un sector. Junto a la científica Marie Charlotte Anstett, llevan a cabo experiencias y prueban nuevas soluciones para que vuelvan los polinizadores. Sus primeros resultados son muy prometedores.

Le fruit de leur travail

Cassis Blackdown & Andorine

en purée